La Fundación Cepa está dispuesta a financiar la restauración del rosetón de la fachada principal. Iba a ser el Cabildo quien costease la rehabilitación del gran vitral con el dinero de las entradas que pagan quienes visitan el templo gótico, pero ahora el coste para salvarlo lo pagarán los hermanos D.Cesáreo y D.Pablo González, originarios de Vegaquemada, Cepa, tiene su sede en la Casona de los Pérez, será quien restañe las numerosas heridas de la gigantesca vidriera de la portada occidental, sin tocar desde finales del siglo XIX, cuando tuvo lugar la mayor restauración en la historia de la Catedral.

La Fundación Cepa ha adquirido el compromiso de sufragar íntegramente el coste de la restauración del rosetón que dividirá la cuantía al menos en tres ejercicios.

El gran rosetón que ilumina la nave central tiene en el núcleo a la Virgen con el niño, rodeada por ángeles trompeteros. El proyecto, que obra desde hace semanas en poder de la Junta, espera el beneplácito de Patrimonio para comenzar su recuperación. Será la empresa Esoca, encargada desde hace años de la rehabilitación de las vidrieras, quien lleve a cabo esta difícil misión.

En el siglo XIX, de los 30 metros cuadrados del rosetón se conservaban 23, repartidos en más de 70 paneles, que precisaban una reparación urgente; a ellos hay que añadir los que estaban en situación crítica o habían desaparecido, hasta completar el número de 85 que originariamente formaban esta colosal vidriera circular.

La Catedral se levantó gracias a la contribución de innumerables filántropos. Reyes, nobles y obispos ganaron con sus dádivas ‘indulgencias’ y un lugar eterno en el templo, frente al dinero anónimo aportado por miles de fieles.

Fundaciones como Cepa se han convertido en los mecenas del siglo XXI, heredera en este caso del legado de D. Pablo Díez Fernández, el mecenas que auspició la construcción de la basílica de La Virgen del Camino.


http://www.catedraldeleon.org/